En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle. Gandhi.

“Es imposible que sea imposible cambiar esta historia”

Cartel colgado en el Liceo Darío Salas Santiago de Chile.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Campaña: Una calle o placa para Marcos Ana en Alcalá de Henares



Marcos Ana (alias de Fernando Macarro Castillo), fallecido el pasado 24 de noviembre de 2016, fue uno de los presos qué más tiempo pasó en las cárceles franquistas. Poeta y activista por los derechos humanos, ha recibido importantes premios y reconocimientos públicos, en España y fuera. A destacar, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes, el Premio René Cassin de Derechos Humanos y la propuesta al Príncipe de Asturias de la Concordia en 2009. 
En Alcalá de Henares pasó parte de su infancia y de su vida carcelaria. Aquí residió su familia, y, muy cerca de su domicilio en el Paseo de la Estación, falleció su padre, Marcos Macarro, víctima de la aviación franquista. 
Sobre la supuesta polémica que marcó su adolescencia, siendo acusado de varios asesinatos, ha quedado demostrado que es totalmente infundada por el investigador local Julián Vadillo. Aquí, un enlace a su tesis doctoral (http://revistas.ucm.es/index.php/HICS/article/view/51631 y a una entrevista sobre el tema (https://soundcloud.com/ildefonso-gonzalez/ondaceroalcala-vadillo-marcosana25nov2016 )
Por todo lo expuesto anteriormente, considero necesario un homenaje de la sociedad civil complutense a Marcos Ana, un hombre que pese a las torturas y la prisón no renunció a sus ideales y no guardó ningún atisbo de rencor, como dejan claro sus palabras: 
"La única venganza a la que yo aspiro es a ver triunfantes los nobles ideales de libertad y justicia social, por los que hemos luchado y por los que millares de demócratas españoles perdieron la libertad o su vida."
Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.
Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.
Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.
Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire."

No hay comentarios:

Publicar un comentario